El Espantapájaros

DSC_0768 (2)

Los pájaros siempre han sido nuestros amigos y queremos que sigan siendo, pero también queremos que cuando sembremos el huerto en el Camping Ribera del Chanza de Cortegana no se coman todas nuestras hortalizas y verduras. Y es así como nació la historia de nuestro espantapájaros.

Estaba claro que tenía que ser un espantapájaros especial pues no queríamos hacerles daño a los pájaros, pero sí que entendiesen que no se podían comer los productos de nuestra huerta, teníamos que llegar a un acuerdo para que ellos pudiesen comer lo que nosotros no aprovechamos pero que a ellos les gusta mucho. De esta manera le iríamos echando todo el sobrante de la huerta en la zona del COMPOST, y así ellos también p0dian comer los frutos del huerto.

Había que empezar por buscar a alguien que supiese hablar con los pájaros pero esto no dio resultado, pues vino mucha gente que aseguraba que lo hacía y se ponían a silbar como ellos pero no conseguíamos que ellos entendiesen lo que nosotros le queríamos decir.

Así pasaban los días  y todos estábamos muy contentos con nuestro huerto pero seguíamos con la preocupación; hasta que un día en uno de nuestros paseos con Juan Castaño un niño le preguntó:

 ¿Juan tú sabes hablar con los pájaros? – Juan se echo a reír pero le contestó al niño:

– Mira hijo los pájaros hablan de una forma muy diferente a nosotros, ellos no entienden nuestras palabras ni nuestros gestos. Así si yo le digo pájaro pósate aquí en mi brazo el no sabe que le estoy diciendo. Ellos tienen una forma de hablar con sibidos y según sea cada uno de ellos significa una cosa u otra. Si el silbido es largo y entrecortado repitiéndose muchas veces eso significa peligro, si es con tonos diferentes y tranquilos significa comida y si es como la música de una canción es que están llamando a sus parejas parar preparar el nido y tener más pajaritos.

El niño se quedó pensativo y se lo contó a todos los niños del Huerto.

Parecía que habíamos resuelto el problema, pero nada de eso, ahora teníamos uno mayor ¿cómo podíamos imitar los sonidos que emitían los pájaros? Lo probamos de mil formas pero no dieron resultados. Estaba claro había que volver a hablar con Juan y allí fuimos, Juan volvió a sonreír y nos comentó:

– Esos sonidos que ellos emiten son inimitables porque aunque tú te llevases días y días practicando y consiguieses hacerlo casi perfecto siempre te faltaría algo que a ellos le sale de dentro y que nosotros para sacarlo tendríamos que ser pájaros

Juan nos había dado la sentencia con estas palabras, estaba claro que nunca podríamos hablar con los pájaros así que como le íbamos a explicar lo de nuestro espantapájaros y sobre todo cómo íbamos a fabricarlo.

¡Pues vaya con Juan! esto no podía quedar así pues nosotros queríamos hacerlo y él nos lo había tirado todo por tierra.¡ Estaba claro! era Juan el que tenía que darnos una solución.

– A ver chicos ¿donde está el espantapájaros?-  Nos dijo cuando llegó a la huerta.

No lo hemos hecho porque tú nos dijiste que nunca conseguiríamos hablar con los pájaros.  

– No,  yo no he dicho eso, yo os he dicho que nunca conseguiríais imitar los sonidos de los pájaros, pero al igual que ellos mandan mensajes con sus sonidos nosotros podemos mandarles mensajes si lo hacemos también desde dentro, desde el corazón, así que ya podéis empezar a construirlo,  y recordad que todas las cosas que le pongáis ponérselas de corazón porque así tendrá una parte de todos vosotros y los pájaros van a entender que no queréis hacerle daño,  que sólo queréis que coman en otro sitio,  que vais a preparar para echar todo lo que sobre de la huerta y de vuestras comidas para que la aprovechen los pájaros y lo que sobre nos sirva de abono para la huerta.

Por fin todo había salido bien, ahora a construir nuestro espantapájaros  y a ponerle mucho cariño y un nombre. Una vez terminado nos sentíamos muy orgullos@s de nuestra obra, entre risas, y mientras lo colocábamos en el huerto, lo bautizamos con el nombre de ESTEBAN PIRO y ahí ha quedado vigilante. Ahora estamos deseando que llegue la próxima quedada para echar un ratito con Esteban en el huerto y que nos cuente todo lo que ha visto y vivido.

Share

Deja tu comentario

Puedes usar código HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>