Emprendedores Rurales

Madrid, Barcelona… grandes ciudades para emprendedores, ciudades asociadas a grandes empresas. Todo se genera en las grandes urbes, turismo, construcción, servicios… En cambio en el medio rural todo se minimiza.

Si hablamos de emprender tendremos que plantearnos antes que nada saber ¿Dónde? Lo haremos. Esto significa analizar ¿Cómo?, ¿Cuándo? Y ¿Qué? Emprendemos.


También debemos saber ¿Qué es lo rural? Y ¿Qué es lo urbano?. Los emprendedores rurales hemos valorado las ventajas e inconvenientes a la hora de apostar por un medio u otro. En nuestro caso, tratándose de turismo creativo y experiencial, hemos buscado esos lugares donde las experiencias aún se plasman en las calles, en los bosques, en los huertos, en las plazas, en los arroyos, en los barrancos, en la era, en la besana, en las zahúrdas, en los piojales, en los corazones de mujeres y hombres que aún siguen abriendo el postigo, para saber qué novedades le trae el nuevo día.
Hemos desarrollado un proyecto turístico en el lugar adecuado, tenemos la ventaja de nacer desde lo rural hacia lo rural, y el inconveniente de alejarnos de la proyección urbanita.

Lo rural necesita de lo urbano, y viceversa. Cuando emprendemos en el medio rural desde lo urbano, tenemos que asumir todos los riesgos que supone trasladarnos a un medio desconocido, pero sobre todo, tenemos que ir mentalizados de que viajamos a un espacio con sensibilidades muy diferentes.

Emprender es innovar, buscar proyectos diferentes, que se puedan integrar en la estructura económica del medio de forma sostenible, y desarrollarlos en colaboración con todas las partes del sector. A partir de ahí sólo queda empeño y dedicación.

 

Por Luis Romero Vázquez (@LuisJRo)

Luis Culturaleza

 

 

Share

Deja tu comentario

Puedes usar código HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>